Hic et nunc.

Blog de Pau Alsina, profesor e investigador en arte, pensamiento y tecnociencias

Entrevista: A caballo entre arte y ciencia.

Ayer, 1 de Abril de 2014 me entrevistaron para el diario El Mundo, ahí va esta entrevista en la que hago repaso de lo que he venido haciendo estos últimos años. La reporduzco aquí entera, realizada por Alex Claramunt para la Sección de Innovadores de El Mundo:

Si plasmásemos en negativo, a modo de imágenes fotográficas, formas de expresión humanas como el arte o las humanidades, a muchos no les sorprendería descubrir la estampa de fría lógica de la ciencia y la tecnología. Ésta es una percepción quizá convencional. Para alguien como Pau Alsina, sin embargo, que ha estudiado a fondo la extraña simbiosis entre estos conceptos en apariencia opuestos, los nexos de contacto son numerosos. “Hay una larga, fértil y oculta historia de interrelaciones entre arte y ciencia”, explica este peculiar profesor de arte de la UOC. No hace falta remontarse a Leonardo da Vinci. Aunque de forma menos evidente que el sabio florentino, artistas como Breton, Duchamp o el propio Dalí cultivaron en sus creaciones la conexión entre ciencia y arte.

Pau Alsina conoce bien el estrecho vínculo que une ambas disciplinas. “He tenido una formación híbrida que me ha dado acceso de forma natural e integrada tanto a conocimientos humanísticos y artísticos como científicos y tecnológicos”, cuenta. Historia del arte, música y filosofía glosan el currículo académico de Pau Alsina junto a la ingeniería industrial. “Son ámbitos que por cuestiones curriculares he ido estudiando separadamente, pero que tienen múltiples conexiones inexploradas”, asegura.

«Hay una larga, fértil y oculta historia de interrelaciones entre arte y ciencia»

¿Qué tienen en común la filosofía o el arte con la ciencia y la técnica? La respuesta es voluntades. En palabras de Pau Alsina: “su objetivo es entender, comprender y aprender la realidad; unos con afectos y otros con conceptos y funciones”. Trazo y ecuación persiguen un mismo fin. “Los métodos pueden ser diferentes, pero el impulso exploratorio e investigador es el mismo; ésa es la razón por la cual a menudo se buscan mutuamente”, concluye.

Aunque Pau Alsina no es un artista propiamente dicho, ha comisionado exposiciones de vanguardias como el Bioarte o las Humanidades digitales, y colabora con distintos proyectos y revistas, como Artnodes, de la que es director. Asimismo, es miembro del Consejo Asesor del espacio Arts Santa Mónica del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya. Pronto se revela un gran conocedor de las prácticas artísticas que describe. “Mi función, tanto en lo discursivo como en lo práctico, es la de conector de mundos”, dice. Ha sido, y es, en otras palabras, el nexo necesario entre artistas y científicos.

Su visión del mundo artístico es singular: “Es cierto que desde las artes y humanidades ha existido tradicionalmente una cierta tecnofobia”, admite, para añadir, tajante, que “eso supone un empobrecimiento intelectual importante”. Para Pau Alsina, las artes y las humanidades no pueden vivir de espaldas al mundo científico. Su fin es la comprensión de la realidad, y el presente pasa por un avance tecnológico y científico sin precedentes que hace el vínculo más fuerte y explícito que nunca. “Siempre he echado en falta la reflexión de las artes en torno al mundo científico”, lamenta. En su opinión: “unas artes y humanidades a la altura de su tiempo implicarían un reconocimiento total de la ciencia y la tecnología como parte integral de la cultura”.

«Mi función, tanto en lo discursivo como en lo práctico, ha sido la de conector de mundos»

Los beneficios de esa interacción son de un alcance mayor de lo que parece. Pau Alsina lo ejemplifica en una de sus obras favoritas, Victimless Leather, de Ionat Zurr y Oron Catts, creadores del proyecto SymbioticA. Se trata de una obra que especula sobre la ingeniería de tejidos biológicos. Zurr y Catts teorizan de forma artística sobre la posibilidad de crear una chaqueta de piel sin la necesidad de matar un animal. “Eso pone en relieve debates éticos, políticos, ontológicos y epistemológicos que solemos obviar”, destaca Alsina.

El que dibuja es un arte, además de innovador, crítico y con voluntad de influir en la sociedad. “El arte no sólo se dedica a hacer bonitas las cosas, sino que también incide sobre la actualidad y hace visible lo invisible”, enfatiza. Ésta es la máxima que mueve a Pau Alsina: “entender, comprender y aprender”. Como él mismo sentencia: “todo humanista debería tomar este reto como suyo”

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on April 20, 2014 by in Difusión, Publicaciones and tagged , , , .
%d bloggers like this: